Crisis del capitalismo neoliberal

     Cuándo alguna corriente política o económica no funciona y va en declive hacia el desastre, los partidarios de las mismas reciclan las mismas fórmulas del pasado esperando lograr el éxito, orientado a sobrellevar crisis financieras.  Es lo que ha sucedido con corrientes como el capitalismo, el liberalismo, y ahora con el capitalismo neo-liberal.

     La crisis actual de capitalismo, está basada en la desregulación y liberalización financiera. En Estados Unidos existió un colapso en el sector hipotecario debido a que se otorgaron créditos insolventes. La alta morosidad generó una crisis financiera que se propagó a la industria de la construcción y al resto de la llamada economía real de Estados Unidos y del mundo. Esto dio como resultado el paro de la aprobación de créditos, episodios de corrupción y bancarrota. La cura, una regulación del capital financiero, contención de la codicia y mayor intervención del Estado según algunos analistas. A pesar de esto, los gobiernos aún siguen diseñando programas para rescatar a las grandes corporaciones financieras e industriales afectadas, lo cual no deja de ser un intento más por mantener una forma de neoliberalismo regulado por el Estado (Márquez, 2010).

     Este es un ejemplo, de lo que la desregulación puede ocasionar, específicamente en el mercado financiero, ya que al no existir regulaciones a las que los bancos deban apegarse, que vayan en pro de la protección al consumidor, los bancos pueden incluso hacer cobros excesivos en las tasas de interés.

     En este sentido, una acumulación de capitales que buscan valorizarse como capital–dinero a interés y  un crecimiento y complejidad cada vez mayor de los mercados financieros conllevan a una inminente crisis multiforme propia de la finanza. La liberalización y la mundialización financieras estuvieron continuamente jalonadas por crisis y sobresaltos menores. Debido al rol jugado por el alza de las tasas de interés norteamericanas y por el dólar en la creación de las condiciones para la dominación de la finanza en la acumulación. (Laberinto, 2008).

     Los afectados en esta crisis son los mismos consumidores. Las entidades financieras pueden declararse en bancarrota y muchas ni siquiera fueron puestas a juicio por la corrupción que fue llevada a cabo durante estas transacciones crediticias . Muchas de éstas personas perdieron todo, sus hogares, sus trabajos, su sustento. Tal parece que las antiguas teorías de Marx acerca de la sobre producción, el consumismo y crisis de dinero eran correctas.

Referencias

Marquez, H. (2010). La gran crisis del capitalismo neoliberal. Andamios Vol. 7 No. 13. México. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_issuetoc&pid=1870-006320100002&lng=es&nrm=iso

Machado, R. (2017). La Crisis del Capitalismo Neoliberal. Alai. Recuperado de https://www.alainet.org/es/articulo/186370

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s